Crónica Venecia 2019: "Ad Astra" de otra galaxia

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2019: "Ad Astra" de otra galaxia

Si hay un género que le faltaba por probar al maestro James Gray ese es es el de la ciencia ficción, y a él ha ido a parar con la portentosa "Ad Astra" tras incurrir en el de aventuras con su previa y magistral, "Z. La ciudad perdida". Una obra igualmente apasionante con la que, precisamente, se complementa a la perfección.

¿De qué va?

Roy McBride viaja a los límites exteriores del sistema solar para encontrar a su padre perdido y desentrañar un misterio que amenaza la supervivencia de nuestro planeta. Su viaje desvelará secretos que desafían la naturaleza de la existencia humana y nuestro lugar en el cosmos.

¿Quién está detrás?

Un James Gray de otra galaxia, Si para "Z. La Ciudad Perdida" el director de "La otra cara del crimen" se basó en un relato corto de David Grann, ahora lo hace en una de las novelas más emblemáticas de Joseph Conrad: El corazón de las tinieblas.

¿Quién sale?

El realizador neoyorkino cuenta con un reparto estelar encabezado por Brad PittRuth NeggaTommy Lee Jones y Donald Sutherland.

¿Qué es?

"Apocalypse Now" en el espacio.

¿Qué ofrece?

De lo que ante todo nos habla la novedosa incursión en el género de ciencia ficción en la que nos embarca la nueva y magnífica película de James Gray es sobre la confrontación de un hombre ante el infinito y su posible evolución;  la necesidad que el Hombre tiene hacia la vida en la Tierra para que dicha evolución no acabe por transformarse en alienación. Es decir, "Ad Astra" se embarca en un viaje hasta los confines del universo para realmente demostrar que la humanidad del Hombre va directamente relacionada a su apego y conexión hacia nuestro planeta. Para ello vuelve a incurrir, como ya hiciera en su anterior "Z. La ciudad perdida", en la exploración como vía de escape de una realidad de la que su protagonista no se siente parte, también en la relación paterno-filial, en los lazos rotos que un hijo busca rehacer encontrando a su desaparecido padre. Alguien quien, cual Coronel Kurtz, parece haber perdido todo resquicio de empatía hacia todos aquellos valores que realmente nos hacen humanos. Es decir, en un ente que supone un peligro para la preservación de aquello que realmente nos hace seres bondadosos y racionales: el alma, el sentimiento y la emoción.

Con todo ello, "Ad Astra" se erige en una obra imponente y poderosa que pese a embarcarnos en una abrumadora odisea astral, antepone la dimensión conceptual a la espectacular, la reflexión a la pirotecnia visual, en la que hay cabida para impactantes guiños a "2001: odisea en el espacio" tanto como a "Solaris" o hasta "Mad Max" y en la que incluso resuenan los Spaces de todo un Nils Frahm. Y es que es precisamente este aspecto el cual parece priorizar el responsable de "Two Lovers" a la hora de ensamblar el minimalismo por el que se rige su sobrio diseño de producción. Es decir, lo que resulta más fascinante en "Ad Astra" no es que sea una puerta que nos abre a una espectacular Galaxia, más bien la que de forma increíblemente realista nos abre hacia el interior del alma humana, manteniéndose así en alerta de las posibles trampas que ofrece el género, no permitiendo sacrificar el tema y la historia en pos del artificio, como ha sucedido en infinidad de ocasiones en lo que respecta a la ciencia ficción. Más aún a día de hoy. Viajar al espacio pero con lo pies en la Tierra. Es es "Ad Astra" en resumidas cuentas.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es